No hacemos más que hablar de eliminar los vehículos del centro de las ciudades, disminuir las emisiones de CO2, pero poco se habla de la necesidad de mejorar un transporte público que en muchas ocasiones es deficiente.