Epson anunció que en aras de ayudar en la protección del medio ambiente, y a causa del alto consumo de las impresora salsera, deja de fabricarlas.