La inteligencia artificial, tarde o temprano, va a llegar a nuestras vidas, aunque en este momento, tengo la sensación de que todavía queda un largo camino.